Es muy difícil explicar mi trabajo. Cada vez que me siento delante del propietario de un restaurante y nos ponemos a charlar, después de un rato, a él le ha quedado la impresión de que tiene que hacer muchas cosas en su restaurante, ha capturado muchos consejos para que vaya mejor y para reducir costes pero me sigue haciendo una pregunta: “Tú, ¿a qué te dedicas?” o la otra versión “¿En qué consiste tu trabajo?”

Entonces es cuando le cuento la famosa historieta de la aceituna de American Airlines y la rentabilidad que consiguió la aerolínea con esa decisión. Esa historieta que casi todo el mundo ha escuchado aunque unos piensen que era en Iberia o en KLM, otros piensen que formaba parte de una ensalada y otros que era un aperitivo de cortesía.

En ese momento, tras contar la historia de la aceituna, siempre veo que mi interlocutor ya no se acuerda de que no sabía cuál era mi trabajo sino que empieza a pensar en cuántas “aceitunas” sobran en su restaurante.

Esas “aceitunas” las vamos a descubrir juntos. Empezamos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: